Infórmese Acerca Del Abuso

Estudios recientes realizados entre jóvenes de la escuela secundaria media y alta en todo el país, demuestran la existencia de una forma preocupante de abuso de sustancias entre los adolescentes: el abuso intencional de medicamentos, tanto recetados como de venta libre; los que usados de otro modo y en forma adecuada, resultan beneficiosos.

La clave para mantener a los adolescentes libres de drogas es educarlos y hablarles sobre los peligros del abuso. Los adolescentes que aprenden de sus padres acerca de los peligros de las drogas, tienen la mitad menos de posibilidades de abusar de ellas.

De acuerdo con “The Partnership at Drugfree.org” (Sociedad de Drugfree.org), uno de cada cinco adolescentes dice haber abusado de un medicamento recetado, para drogarse. En lo que a medicamentos de venta libre se refiere, la información proveniente de Partnership for a Drug-Free America indica que uno de cada 10 adolescentes reconoce haber abusado de medicinas contra la tos, de venta libre y, el 28 por ciento conoce a alguien que lo ha hecho.

El ingrediente del que abusan los adolescentes en las medicinas contra la tos, es el dextrometorfano o DXM. Cuando se lo utiliza de acuerdo con las indicaciones de la etiqueta, el DXM es un ingrediente eficaz y seguro, aprobado por la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos y se lo encuentra en más de 100 medicinas contra la tos, de venta libre, de marca registrada y de marca propia. Cuando se abusa de él, en cantidades extremas, el DXM puede ser peligroso.

StopMedicineAbuse.org fue creado por los fabricantes líderes de medicinas de venta libre contra la tos, para crear conciencia acerca de este tipo de conducta relacionada con el abuso de sustancias, para brindar consejos a fin de evitar su ocurrencia y, para alentar a los padres a cerrar con llave los botiquines. El abuso de sustancias le puede tocar a cualquier familia.

Más Información Sobre el Abuso del Dextrometorfano

Las medicinas de venta libre contra la tos, que contienen el ingrediente activo dextrometorfano (DXM), han brindado a las familias, durante generaciones, un alivio seguro y eficaz. El Dextrometorfano fue aprobado por la Administración de Alimentos y Drogas (FDA, por sus siglas en inglés) en los años 50 y, cuando se lo usa de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta, ayuda a aliviar los síntomas de la tos.

Hay más de 100 medicamentos de venta libre que contienen DXM, tanto como ingrediente único, como en combinación con otros. Ejemplos de ello incluyen a Alka-Seltzer Plus Fórmula para Resfrío y Tos, Coricidin HBP Tos y Resfrío, Dimetapp® DM, Mucinex® tabletas DM, medicinas contra la tos PediaCare, ciertos productos Robitussin®, productos para la tos Sudafed, TheraFlu, Triaminic y Tylenol Tos y Tylenol Resfrío, productos para aliviar la tos Vicks 44 y ciertas cápsulas líquidas Vicks DayQuil y NyQuil. También hay un cierto número de marcas propias que contienen dextrometorfano.

Si bien la FDA lo ha reconocido como seguro y eficaz al utilizárselo de acuerdo con las indicaciones de la etiqueta, sus efectos pueden ser peligrosos si se abusa de él en dosis extremas. Los informes indican que los adolescentes que buscan drogarse toman entre 25 a 50 veces la dosis recomendada en la etiqueta, lo que a menudo puede traducirse en la ingesta de una sola vez, de múltiples botellas o paquetes del medicamento. Infórmese más acerca de los efectos colaterales, la importancia del problema y los signos de advertencia del abuso.

Abuso del DXM – Efectos colaterales del abuso del DXM - Importancia del Problema - Signos de Advertencia del Uso del DXM

Otros efectos colaterales serios pueden incluir:

  • Visiones
  • Ataques de pánico
  • Problemas de memoria
  • Visión borrosa
  • Dolor de estómago, nausea y vómito
  • Presión alta y frecuencia cardíaca rápida
  • Adormecimiento de dedos de las manos y de los pies
  • Soñolencia y mareo
  • Fiebre y dolores de cabeza
  • Sarpullidos y picazón de la piel
  • Pérdida de consciencia

Efectos colaterales

A las dosis recomendadas las medicinas de venta libre contra la tos, brindan alivio y tienen pocos o ningún efecto colateral físico o psíquico. Cuando se abusa de ellas - en ocasiones de 25-50 veces la dosis recomendada – las medicinas contra la tos que contienen dextrometorfano pueden causar alucinaciones visuales fuertes, leves distorsiones de color y sonido, sensaciones extracorpóreas, confusión, dificultad al hablar o pérdida del control motor.

Los efectos pueden empeorar si la medicina contra la tos que contiene DXM y de la cual se abusa, también contiene otros ingredientes para tratar algo más que la tos o, si se abusa de ella en combinación con otros medicamentos o, con alcohol o drogas ilegales.

Importancia del Problema

Recientes investigaciones demuestran que aunque los padres están conscientes de los peligros de las drogas ilícitas en las calles, a menudo no ven a las medicinas contra la tos, recetadas y de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés), como amenazas potenciales. La falta de conciencia acerca de este tipo de abuso de sustancia es una barrera para su prevención. De acuerdo con datos provenientes de Partnership for a Drug Free America, en tanto según los cálculos, uno de cada cinco adolescentes ha abusado de medicamentos recetados, se estima que uno de cada 10 adultos - o sea, 2,4 millones de jóvenes han abusado intencionalmente de medicinas contra la tos, a fin de drogarse. La recolección de datos en 2009 por parte del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, para su estudio "Monitoreando el Futuro", estima que el abuso intencional de las medicinas contra la tos, entre los estudiantes de octavo, décimo y decimosegundo grado es del 3.8, 6 y 5.9 por ciento, respectivamente.

El abuso del DXM se está volviendo más común en la cultura adolescente, especialmente en la Internet. Hay cientos de sitios web y comunidades en línea que promueven el uso de medicamentos hechos con DXM. Algunos de estos sitios brindan asesoramiento de cómo lograr drogarse teniendo en cuenta el peso y la altura, cómo combinar los medicamentos que tienen DXM con otras drogas y qué efectos deben esperarse en determinados niveles de dosis. Algunos sitios web sirven como peligrosos distribuidores de drogas por Internet, permitiéndoles a los adolescentes comprar grandes cantidades de DXM puro, sin terminar.

Los sitios web que brindan información sobre cómo abusar del DXM no son las únicas fuentes en línea con contenidos peligrosos para los niños. Los sitios de reunión social tales como MySpace, YouTube, LiveJournal y Facebook están llenos de instrucciones detalladas, conversaciones de usuarios y videos acerca de cómo abusar del DXM. Los usuarios realizan y colocan videos en la red sobre modos específicos para ingerir el DXM, sobre cómo y cuándo tomarlo, relatando incluso lo experimentado cuando lo ingirieron. A través de estos canales, los usuarios comparan notas, intercambian métodos en forma activa y promueven aún más este peligroso tipo de abuso.

Signos de Advertencia

Usted ya conoce algunos de los signos de advertencia del abuso de alcohol o de las drogas ilegales. Pero, ¿sabe cuáles son los signos del abuso de medicamentos?

Signos de que se puede estar produciendo el abuso:

  • Cajas o botellas de medicinas contra la tos, vacías, en el cesto de la habitación de su hijo/a o en su mochila o armario escolar;
  • Compra o uso de grandes cantidades de medicina contra la tos cuando no se está enfermo;
  • Falta de cajas o botellas de medicamento del botiquín;
  • Visita a sitios pro-droga en la red, que brindan información acerca de cómo abusar del dextrometorfano;
  • Pedidos por Internet (por ejemplo, fíjese en la llegada de paquetes inesperados o pagos por tarjeta de crédito o por la cuenta de PayPal);
  • Cambios en las amistades, apariencia física o en los patrones de comida o sueño;
  • Cambios negativos en el rendimiento escolar;
  • Pérdida de interés en sus pasatiempos o en actividades favoritas;
  • Actitud hostil y poco cooperativa;
  • Desaparición inexplicable de dinero en la casa;
  • Su hijo/a o su habitación tienen un olor inusual a productos químicos o a medicamentos;
  • Escuchar que su hijo usa ciertos términos en argot para el abuso del DXM, tales como Skittling, Tussing, Robo—tripping, Triple Cs y Dex (nombres en inglés que indican el abuso de medicinas contra la tos y del Dextrometorfano).

Más Información Acerca del Abuso de Medicamentos Recetados

Los expertos indican que el hecho de que los adolescentes busquen medicamentos en sus botiquines para drogarse, constituye una forma preocupante del abuso de sustancias. Uno de cada 10 adolescentes dice haber abusado de medicamentos de venta libre para drogarse y el doble, o sea, uno de cada 5 adolescentes, reconoce haber abusado de un medicamento recetado, con el mismo fin.

Las drogas recetadas de las que más se abusa son los calmantes para el dolor (también llamadas opiáceas u opioides). Las opiáceas como la morfina y la codeína se recetan ante un cuadro de mucho dolor. Se las debe usar sólo por muy poco tiempo.

Los médicos prescriben otros calmantes para el dolor para personas con enfermedades prolongados, tales como la artritis o el dolor de espaldas. Los calmantes hacen que la persona se sienta mejor, el dolor desaparece y es probable que se sientan un poco mareados. El uso de calmantes para el dolor por razones no médicas es abuso de drogas.

Dado que los opiáceos afectan al cerebro y a la médula espinal, su uso continuo puede hacer que el cerebro se vuelva dependiente de ellos. Una vez que alguien queda atrapado por los calmantes para el dolor recetados, el hecho de tratar de abandonarlos implica atravesar un proceso muy desagradable llamado síndrome de abstinencia. Éste puede causar temblores y calosfríos, dolor y fiebre.

Los estimulantes constituyen otra categoría de drogas recetadas de las que a menudo se abusa. Los estimulantes recetados se utilizan para el Síndrome de Déficit de Atención con Hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés) y para la obesidad severa. Incrementan la actividad cerebral, suben la presión arterial y aumentan las frecuencias respiratoria y cardíaca.

Por lo general funcionan bien para las personas a las que se los recetan y que los toman en la dosis adecuada; pero cuando se abusa de ellos, los efectos colaterales pueden ser extremadamente desagradables. La gente se puede volver adicta a ellos y es posible que tomen dosis cada vez más altas. Pueden sentir mucho enojado o desconfiar de otras personas. También existen los peligros físicos. El abusador de sustancias puede experimentar un incremento serio de la temperatura corporal, irregularidades en el ritmo cardíaco y probablemente un ataque al corazón o infarto.

Tratar de abandonar la adicción a los estimulantes es como zambullirse en un pozo profundo y oscuro de depresión. Se prescriben sedantes y tranquilizantes para quienes están nerviosos, ansiosos o que no pueden dormir. Sirven para las personas que los necesitan porque hacen más lenta la actividad cerebral. Quienes abusan de sedantes y tranquilizantes se vuelven dependientes, toman dosis cada vez más altas y pueden experimentar pérdida de memoria y de capacidad de juicio, falta de coordinación y tener incluso, ideas de suicidio.

La detención repentina del uso de estas drogas es un golpe para el cerebro y puede provocar infartos. La combinación de sedantes y tranquilizantes con calmantes para el dolor, puede hacer que la respiración y la frecuencia cardíaca disminuyan hasta un punto peligrosamente bajo, terminando incluso en la muerte.